Aclaraciones sobre el fallo de Casanello, IANIGLA y Ley de Glaciares

IMPRESCINDIBLES ACLARACIONES SOBRE EL FALLO DEL JUEZ CASANELLO, EL IANIGLA Y LA LEY DE GLACIARES


No es nuestra intención polemizar sobre la problemática del ex director del IANIGLA, Ricardo Villalba, pero a raíz que en los últimos días se han venido afirmando una serie de falsedades, hemos decidido realizar una intervención. Estamos convencidos de la buena fe de los que defienden a Villalba y nos parece que todo el mundo tiene el derecho de hacerlo, si así lo cree. Pero el límite de ello es la tergiversación, y de ahí la necesidad de responder con estas aclaraciones, no para confrontar.


Primero hay que aclarar que nosotros (Asamblea de Jáchal y abogados) no denunciamos a Ricardo Villalba (ni siquiera lo nombramos). Denunciamos el incumplimiento de la Ley de Glaciares y el documento creado por el IANIGLA “Inventario Nacional de Glaciares y Ambiente Periglacial: Fundamentos y Cronograma de Ejecución” del año 2010 donde se establece la restricción de 1 hectárea y la limitación a glaciares de escombros como periglacial [1 y 3], por violar la letra de la Ley de Glaciares [2] y -de esta manera- reducir las áreas protegidas por la norma.  Denunciamos que si se hubiesen cumplido la letra y plazos de la Ley de Glaciares (del año 2010) los derrames de cianuro (del 2015) no hubiesen ocurrido porque la empresa Barrick no hubiese podido seguir operando por estar en una zona prohibida por la norma.


Quien “procesó” a Villalba fue un Juez Federal, no la Asamblea de Jáchal. Y eso en una sentencia de más de 81 carillas, luego de un intenso proceso judicial de más de dos años, con más de 30 declaraciones testimoniales, allanamientos dónde se recabó prueba única y nunca antes expuesta, inspecciones judiciales in situ jamás previamente realizadas, etc. Pedimos encarecidamente que lean las 81 carillas del fallo. Devela, como nunca y con gran detalle, el entramado público/estatal para no aplicar la Ley. Remitimos el link e insistimos que lo lean: http://www.cij.gov.ar/nota-28650-El-juez-Casanello-proces--a-ex-titular-de-la-Secretar-a-de-Ambiente-y-otros-funcionarios-por-vulnerar-la-ley-de-glaciares.html
Luego de leerlo pregúntense ¿en qué puede beneficiar a Barrick (como se dijo que “detrás de estos procesamientos estaba el lobby minero”) una extremadamente fundada sentencia judicial, con pruebas contundentes que evidencian, como jamás antes había pasado, que están destruyendo glaciares y periglaciares violando una ley nacional?

[extractos del Fallo]
Los documentos y testimonios referidos dan cuenta, entonces, que la Barrick no sólo funciona en una zona protegida -y por ende constituye una actividad prohibida por ley- sino que ha impactado fuertemente sobre el ambiente a proteger. Se asienta sobre permafrost -“el frezeer” de los glaciares, que permite su conservación-; tiene instalaciones en morenas, glaciares de escombros, vegas, protalus; los caminos hacia las minas han deteriorado -“cortado”(!)- e incluso hecho desaparecer glaciares debido al constante levantamiento del polvo que producen sus camiones; su cercanía a glaciares provoca permanentemente una afectación indirecta -y en algún caso, lisa y llanamente, directa.”


Por ello es que, repetimos, resulta totalmente disparatado decir que “detrás de estos procesamientos está el lobby minero”. Una lectura elemental del fallo y todo lo que allí se desnuda responde semejante absurdo. Pero además, y fundamental, nadie hizo más por boicotear esta causa judicial que el propio “lobby minero”. Hubo presiones de todo tipo contra el Juzgado y contra nosotros (Asamblea y abogados). Es de conocimiento público que Barrick ya pidió, a través de un poderoso estudio jurídico, la nulidad de toda la causa y recusó al juez.  Por suerte, fueron rechazadas ambas peticiones por la Cámara Federal. El gobierno nacional ya no sabe cómo meter presión y el gobierno de San Juan está desde el primer día accionando para dinamitar la causa. Han presionado a todos los medios de comunicación y nos cerraron enormemente la comunicación respecto de esta causa.

          -Desesperado Intento de Barrick por apartar al Juez Casanello:
-Barrick recusa a Casanello por “antipatía con la Empresa”:
- Fuerte disputa entre el Juez Casanello y una Minera:
- Barrick y las dos Justicias:


Es muy importante aclarar que no sé juzgó al IANIGLA por un "paper" científico o un trabajo de investigación. El IANIGLA, en este caso, está cumpliendo una función pública establecida especialmente por la Ley de Glaciares quien señala en su artículo 5° que el Inventario Nacional de Glaciares "será realizado y de responsabilidad del IANIGLA". Y dicho Inventario debe realizarse según las pautas, plazos y definiciones que la propia ley establece taxativamente (justamente esas definiciones legales fueron el eje central de los intensos debates parlamentarios, el lobby minero quería más laxitud de las definiciones que finalmente quedaron).


Pero hay algo que es fundamental, clave para entender la problemática. Como es conocido, a fines del 2016, recibimos anónimamente un borrador de un documento oficial para modificar por decreto la Ley de Glaciares, preparado entre los Ministerios de Ambiente y de Energía de la Nación (la existencia de este documento fue reconocida judicialmente). Allí se evidencia cuales son las intenciones del Gobierno Nacional para flexibilizar la ley (lo que tanto nos preocupa ahora). ¿Y saben cuales son esas modificaciones que se expresaban en ese documento elaborado por el Gobierno Nacional? En primer lugar y fundamental: ¡¡¡dejar fuera del Inventario a los glaciares de menos de 1 hectárea!!! ¿Se entiende? Las otras modificaciones que señalaba ese documento del Gobierno Nacional son reducir el ambiente periglacial solamente a los glaciares de escombro y, además, realizarle un previo “estudio de significancia hídrica” a los glaciares y periglaciares que ambas cosas son exactamente lo mismo que estableció el IANIGLA al decir que inventarian solamente a aquellos que “actúen como reservas hídricas existentes”.
Es decir que las modificaciones a la Ley de Glaciares que anunció Macri -y pide el lobby minero- son exactamente las mismas que se cuestionan al IANIGLA (1 hectárea, significancia hídrica y periglacial solamente los glaciares de escombro, todas incluidas ya en el “Cronograma” realizado y usado por el IANIGLA).


Pero además, aclaramos, no estamos discutiendo la cuestión técnica; lo que afirmamos es que nadie tiene potestad para modificar la ley. Es algo que no merece ningún análisis jurídico: no pueden dejar de hacer lo que la ley les dice que hagan, que es inventariar todos los glaciares y periglaciares, sin distinción de tamaño (art. 2 Ley de Glaciares: "...cualquiera sea su forma, dimensión y estado de conservación." [2]).  Ponerse por arriba de la ley es “abuso de autoridad”, que es justamente lo que se imputa en la causa. 

[extractos del fallo]
“…Incluso la adopción de la dimensión de una hectárea no responde a la lógica ya que los glaciares más pequeños son los que más se derriten en verano y por ende los que más pueden alimentar a las cuencas” (Marta Maffei, ex diputada nacional y redactora del proyecto originario de la ley)
           
El concepto que da el INAGLIA al respecto se ha ido deformando, ahora dicen que ambiente periglacial es solo el glaciar de escombro (el que está escondido o debajo de las rocas y el suelo), y no otras geoformas que son también de ambiente periglaciar. La definición se ha ido acoplando a las necesidades de la Barrick Gold. La ley da un concepto amplio de ambiente periglaciar y el proyecto Veladero tiene el valle de lixiviación justo instalado en ambiente periglaciar. Justamente la peor parte del proceso de extracción de minerales está instalada en una zona protegida por la ley” (Miguel Bonasso, ex diputado nacional)”


Las consecuencias de establecer el límite de 1 hectárea y restringir el ambiente periglacial a glaciares de escombros tiene consecuencias muy concretas: más de 1000 geoformas borradas en el inventario de San Juan y también quedaron fuera del ING el glaciar Toro 1 (que está en el futuro tajo de Pascua Lama) y el glaciar Brown Inferior (sito en el camino minero de Veladero y Pascua-Lama), entre tantos otros ejemplos.

[extractos del fallo]
“Manifestaron ante este Juzgado que detectaron e inventariaron miles de geoformas que luego de concurrir al “Primer Taller del Inventario Nacional de Glaciares y Ambiente Periglacial” y familiarizarse con la “metodología de trabajo” propuesta por el IANIGLA tuvieron que “borrar” (sic) por ser menores a una hectárea. Refirieron que por las características de la zona los cuerpos glaciares y periglaciales allí ubicados eran menores a tal dimensión y “más de mil seguro””

“(Ricardo Villalba) reconoció haber efectuado “correcciones” al inventario provincial de San Juan a modo de “favor” entre colegas.

“El menor tamaño de estos cuerpos, señalaron, no significaba que no fueran un aporte hídrico de importancia -“en la cordillera de San Juan, la mayoría de los cuerpos son menores a una hectárea y en conjunto representan un gran aporte hídrico” (Oscar Roberto Medrano, investigador contratado por el INGEO para colaborar con el IANIGLA en la confección del ING en la provincia de San Juan); “en términos de balance hídrico toda agua sin importar su dimensión contribuye siempre” (Boris Gastón Díaz)-.”

“Pierre Pitte, quien manifestó que se inventariaron entre 10 a 20 geoformas en la infraestructura de las minas (caminos, campamento, planta) y que había cuerpos no inventariados (por no cumplir con los requisitos del documento “Cronograma y Fundamentos”) como morenas y glaciares de escombros fósiles que estaban afectados por las minas -“(…) hay dos glaciares de escombros fósiles que están en lo que es una escombrera. Creo que el campamento de Lama está sobre una morena. Parte de los caminos están sobre morenas también (…)”

“Del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación fueron incautados documentos de suma importancia, tales como el informe 98/2016 de la Dirección de Gestión Ambiental de Recursos Hídricos (DGARH) –mediante el cual se remarcó la falta de incorporación del glaciar Toro 1 de Veladero en el ING; los informes 95/16 y 99/16 de esa Dirección -críticos sobre la falta de control de los proyecto mineros-; el informe 205/16 DGARH –que propuso incorporar metodologías para incluir el permafrost y las geoformas menores a una hectárea al ING-; el informe 41/15 DGARH –que cuestionó la falta de incorporación del glaciar Brown Inferior de Veladero en el ING-; memorando DGARHyA 297/16 -del cual surgen que varias geoformas que fueron detectadas en el año 2005 en Veladero no fueron incluidas en el ING-…”


Pero además, el fallo no cuestiona lo que se hizo, sino lo que no se hizo, esto es, las omisiones. No sólo que el Inventario en las denominadas "zonas prioritarias" (donde existen explotaciones mineras) no se realizó en tiempo y forma (180 días de sancionada la Ley del año 2010 [4]), sino también el no haber realizado un reconocimiento in situ de Veladero y Pascua Lama a pesar del expreso pedido que le hizo la Asamblea de Jáchal. Así, por ejemplo, el reconocido hidrogeólogo Robert Morán pudo comprobar  que la mina Veladero se encuentra en zonas prohibidas por la ley en la inédita inspección que se ordenó en la causa (muy resistida por Barrick) en abril de 2016.

[extractos del fallo]
“(Ricardo Villalba) al ser preguntado, señaló que si bien el IANIGLA estaba habilitado para efectuar inspecciones in situ durante la confección del ING, se optó por no hacerlas.”

“Las pruebas recogidas en autos dan cuenta de que más allá de las limitaciones técnicas invocadas y de la metodología elegida para el Inventario, el IANIGLA había tomado efectivo conocimiento de la existencia de cuerpos de hielo que acabaron quedando fuera del inventario y, en definitiva, del amparo de la ley de protección; sobre todo, en lo que nos ocupa, en el área donde se encuentran radicadas las explotaciones mineras de Veladero y Pascua Lama.”

“El experto Robert Morán, quien pudo visitar la mina Veladero en abril de 2016 por disposición de este Juzgado. Allí, este hidrogeólogo reconocido a nivel mundial dejó en claro que el proyecto estaba construido sobre geoformas periglaciales que anteriormente eran mucho más grandes de lo que son hoy y señaló su importancia como fuente de agua en dichas zonas de extrema aridez.”


Se llegó a decir, para justificarse, que el IANIGLA no sabía donde estaba la mina Veladero!!! 

[extracto del fallo]
“Los argumentos del IANIGLA volcados, entre otros documentos, en el expediente n° 5588/15 de la DGARH-SAyDS por el cual justificaba no haber podido determinar la existencia de una afectación a los cuerpos de hielo por no contar con información sobre el área y la ubicación exacta del proyecto minero Veladero y sus caminos, no resulta sostenible, en virtud de lo antedicho y, por otra parte, a la luz de la diligencia exigible a funcionarios profesionales, designados con el expreso mandato de establecer y poner en funcionamiento mecanismos institucionales destinados a la protección del medio ambiente, en concreto, de los glaciares.”


Pedimos especialmente que no se subestimen a los habitantes de Jáchal, que no digan que "no entienden" lo que hacen los científicos... Durante años hemos hablado incansablemente acerca de la valorización de los saberes de las comunidades, durante años hemos apostado a la construcción colectiva de un saber experto independiente, de carácter no sólo interdisciplinario, sino también dialógico, en vinculación con las comunidades afectadas, y de manera inédita, vemos que en pos de una defensa exclusivamente corporativa, se termina tirando por la borda tal construcción, haciendo  algo  muy parecido a lo que hacen los sectores de poder con las asambleas y comunidades que cuestionan la megaminería, el fracking o los agrotóxicos.


En suma, esta causa desnudó a Barrick. Este fallo, que también tiene procesados inéditamente a 3 máximas autoridades ambientales argentinas (en ese entonces Secretarios de Ambiente de la Nación) por incumplir una ley ambiental, constituye un enorme espaldarazo para el real cumplimiento de la Ley de Glaciares. Tal es así que los actuales funcionarios no pueden seguir ignorándola e incumpliendo, quienes –además- quedaron ahora también en el ojo judicial (el propio fallo hace una fuerte advertencia al actual Ministerio de Ambiente de la Nación y remite copia del mismo al Congreso de la Nación).


Siempre perseguimos -desde el primer día- que los máximos directivos de Barrick y los funcionarios de San Juan tengan consecuencias penales por los derrames y el incumplimiento de la Ley. Pero fue la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en mayo de 2016, la que dividió la competencia judicial y dejó solamente al Juez Federal Casanello con la investigación de la responsabilidad de los funcionarios nacionales y a los directivos de Barrick y funcionarios provinciales, la Corte Suprema les garantizó impunidad al enviar sus investigaciones a los complacientes Juzgados de la provincia de San Juan (donde siquiera dejaron que los habitantes de Jáchal, principales damnificados, se constituyan como querellantes).


En fin, hay mucho más para conversar pero les pedimos fraternalmente que recuerden que la parte querellante de esta causa es la Asamblea de Jáchal, un pueblo que ha venido luchando contra la mina Veladero de Barrick, que ha tenido que soportar 3 derrames de cianuro, y que si la Ley de Glaciares se hubiese aplicado efectivamente y en su totalidad no hubiesen sufrido sus consecuencias.


Enrique Viale
Abogado Ambientalista de la Asamblea de Jáchal


PD: copio abajo un comentario del reconocido asambleísta del Norte argentino, Freddy Carbonel, que a propósito de esta problemática dijo lo siguiente:
“Estaría bueno que nombren a la ley como realmente se llama. "Ley 26.639 Régimen de Presupuestos Mínimos para la Preservación de los Glaciares y del Ambiente Periglacial: " (muchos científicos quisieron ocultar al no tomar en cuenta glaciares de escombros de menos de 1 ha, muchos de ellos conducidos por el famoso Doctor... al menos aquí en el NOA). Con que hubieran sacado un comunicado durante los años que hacían el inventario y explicaran claramente a la sociedad por que no tenían en cuenta los sistemas periglaciares y se acogían al Derecho precautorio, hubieran sido mas dignos, pero no (son científicos) no están para hablar con la sociedad (porque no comprende). Ahora la injusticia les cayó a justos POR OMISION y a pecadores por lobby. Claro que hay y conocemos muchos otros científicos que se juegan e interactúan con la sociedad...”





[1] Este “Cronograma” del IANIGLA señaló que sólo serían inventariados dentro del ambiente glaciar, los glaciares y los manchones de nieve, de más de una hectárea y dentro del periglacial, solamente los glaciares de escombros (también de más de una hectárea); ya que las demás geoformas existentes “no representan una reserva [hídrica] importante en sí mismas”
[2] Ley de Glaciares (26.639): ARTICULO 2º — Definición. A los efectos de la presente ley, se entiende por glaciar toda masa de hielo perenne estable o que fluye lentamente, con o sin agua intersticial, formado por la recristalización de nieve, ubicado en diferentes ecosistemas, cualquiera sea su forma, dimensión y estado de conservación. Son parte constituyente de cada glaciar el material detrítico rocoso y los cursos internos y superficiales de agua
[3] Esto decíamos -en el año 2010- junto al querido Javier Rodríguez Pardo, en pleno debate parlamentario de la Ley, ante la importancia de proteger todo el ambiente periglacial y no solamente a los glaciares de escombro:
http://faspatagonico.blogspot.com.ar/2010/07/razones-de-nuestra-absoluta-oposicion.html?m=1
[4] "ARTICULO 15 (Ley de Glaciares del año 2010). — Disposición transitoria.
En un plazo máximo de SESENTA (60) días a partir de la sanción de la presente ley, el IANIGLA presentará a la autoridad nacional de aplicación un cronograma para la ejecución del inventario, el cual deberá comenzar de manera inmediata por aquellas zonas en las que, por la existencia de actividades contempladas en el artículo 6º, se consideren prioritarias. En estas zonas se deberá realizar el inventario definido en el artículo 3° en un plazo no mayor de CIENTO OCHENTA (180) días."






Reunión con el Papa Francisco





“El Papa está híper preocupado por la 

situación en Argentina”

Francisco recibió en audiencia privada al senador argentino
Fernando “Pino” Solanas. Hablaron de la situación nacional
y la próxima reunión del G20 prevista en ese país sudamericano
 “Angela Merkel es una aliada del Papa”

Francisco con el senador argentino Fernando “Pino” Solanas y el abogado Enrique Viale

706
0
Pubblicato il 13/11/2017
Ultima modifica il 13/11/2017 alle ore 21:21
CIUDAD DEL VATICANO
Francisco está “híper preocupado” por la situación social en la Argentina. Está bien informado y sigue minuciosamente cada tema. Lo afirma el senador Fernando “Pino” Solanas. También cineasta, fue recibido este lunes por el Papa en Santa Marta, su casa en el Vaticano. Durante el mano a mano, de una hora y cinco minutos, se habló de todo: desde la “campaña contra los indígenas” desatada en el país en los últimos tiempos, hasta la lucha internacional por el medio ambiente.  

El encuentro comenzó cinco minutos antes de las 17:00 horas, cuando Jorge Mario Bergoglio se hizo presente en un pequeño salón de la residencia papal. El mismo lugar donde recibió, hace apenas unos días, a otro referente del peronismo: Julio Bárbaro. En el diálogo hubo cercanía y algunos chistes. Solanas llegó a Roma el viernes procedente de Bonn, Alemania, donde participó en una cumbre sobre cambio climático y expuso en un panel dedicado a los derechos de la naturaleza. 

Por eso, buena parte de la conversación con el pontífice atravesó esos derroteros. “El Papa está muy preocupado”, contó el senador. “Estas cumbres mundiales tienen lo público y lo que pasa por abajo. Hay una polémica muy grande entre los que quieren bajar de la agenda mundial y de la agenda del G20 el tema del calentamiento global. (Donald) Trump dijo ‘yo pego el portazo y me voy’. Todavía no lo ha hecho efectivo, pero está pronto. Hay mucha presión para quitar el capítulo climático en la próxima reunión del G20”. 

La mención no fue casual. Solanas le habló a su anfitrión sobre la insistencia externa, especialmente de los Estados Unidos, para que en la cumbre prevista para 2018 el temario no incluya al cambio climático. En las anteriores cumbres de Hangzhou (China) en 2016 y de Hamburgo (Alemania) en 2017, funcionó un grupo de trabajo específico sobre ese aspecto. Pero ahora se espera que Argentina modifique la agenda, pagando incluso el costo político internacional. 

Esta es la tesis de Solanas y así la expuso. El Papa “escuchó con mucho detenimiento”. “Pino le planteó que (Angela) Merkel, (la canciller alemana) debe tener un papel muy importante en el liderazgo y el Papa habló muy bien de Merkel”, contó Enrique Viale. El presidente de la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas presenció la reunión privada. Pudo intercambiar algunas palabras con Francisco y le regaló una copia de “Maldesarrollo. La Argentina del Extractivismo y el despojo”, el libro que escribió junto a Maristella Svampa.  

El senador fue más allá y aseguró que el pontífice considera a Merkel una aliada. “Ella está ejerciendo una suerte de liderazgo en la comunidad europea. Los otros gobernantes son nuevos. Es una mujer muy sabia, políticamente con una gran cintura. Sufre derrotas, pero acomoda las cosas de tal manera que sale adelante. En Alemania han sido y siguen siendo fuerte los movimientos ambientales”, indicó Solanas.  

Y agregó: “Nosotros estamos seriamente preocupados por el problema de la guerra, ya me lo había dicho Francisco en mi anterior viaje: La única desazón que tengo es que no sé cómo se puede detener la máquina bélica que está dispuesta a confrontar y usar armas atómicas. Eso dijo, palabras más palabras menos”. 

También hubo espacio para la realidad argentina. El Papa hizo referencia a algunas intervenciones de Pino en el Senado. Se interesó, sobre todo, en un discurso particular. Una petición para prorrogar la ley 26.160 del año 2006 que impide los desalojos de las comunidades indígenas de las tierras que ocupen en el país. Un tema sensible, que captó el interés nacional por la desaparición y muerte de Santiago Maldonado. El joven activista sostenía el reclamo de los grupos mapuches en el sur del país, cuando se perdió cualquier rastro suyo tras un operativo de desalojo a cargo de la Gendarmería Nacional. Su cuerpo sin vida apareció varias semanas después. 

Solanas refirió al pontífice sobre la existencia de una “campaña contra los indígenas” que los busca estigmatizar, “una campaña de un cinismo poderoso”. También le anticipó el tema de su próximo documental, titulado “Viaje a un pueblo fumigado”. Se trata de un recorrido por ocho provincias argentinas para documentar con chacareros, médicos y pobladores el impacto del uso indiscriminado de los agroquímicos.  

El filme, que estará listo entre febrero y marzo del año próximo, llegará al festival de cine de Berlín. Francisco se mostró sensible al impacto de los pesticidas en la alimentación. Comentó incluso que su médico le prescribió comer la manzana siempre pelada, para evitar los contaminantes. Y advirtió que cada semana, en su audiencia general, es creciente la presencia de niños con enfermedades y malformaciones.  

“Está preocupado, híper preocupado por la actualidad argentina. El país no está bien, yo no soy vocero del Papa, sería una falta de respeto. Algunos vienen acá, hablan un rato con él y dicen que hablan por él. Eso que lo cuente él. Hemos hablado de innumerables temas de la vida nacional, es un hombre que tiene un equipo y está al día de todas las cosas que pasan. No está prendido al televisor, pero tiene mucha información, cualquier tema que le tocás él te responde que lo conoce”, abundó Pino.  

Nada se habló sobre el ansiado y todavía no concretado viaje apostólico a Argentina. Al final, Francisco acompañó a sus invitados hasta la puerta. Lo hizo con una broma. “A los invitados hay que acompañarlos hasta la salida por dos razones: para asegurarse que se vayan y que no se lleven nada”, dijo, provocando la risa de todos. “¿Cuántos años tiene?”, le disparó. “82”, respondió Solanas. “¡Me lleva un año!”, exclamó Bergoglio. Y concluyó con una insistente recomendación: “Pino, háblale a los jóvenes. No dejes de hablarle a los jóvenes…”. 

http://www.lastampa.it/2017/11/13/vaticaninsider/es/en-el-mundo/el-papa-est-hper-preocupado-por-la-situacin-en-argentina-uUtODYWEUdG3PQKX4WPfFI/pagina.html

En la Universidad de la República de Uruguay


El abogado argentino Enrique Viale explicó por qué es necesario que la naturaleza sea sujeto de derecho

No hace tanto tiempo que votan las mujeres, expresó el abogado argentino Enrique Viale, para mostrar que lo que no hace mucho se veía como una locura hoy es posible y que no es descabellado hablar de los derechos de la naturaleza. Viale vino a Uruguay para participar en las XV Jornadas de la Red Temática de Medio Ambiente de la Universidad de la República. Allí expuso sobre el concepto de “maldesarrollo”, dio ejemplos concretos de “vaciamientos de territorios” en su país y brindó detalles sobre la lucha dispar de las comunidades y las empresas en materia de derechos.

Viale es abogado especializado en derecho ambiental, presidente de la Asociación de Abogados Ambientalistas, y actualmente es candidato a diputado por el Movimiento Proyecto Sur, grupo político que lidera Fernando Pino Solanas. La conferencia que dio el miércoles 13 se tituló “Derechos humanos, ambientales y de la naturaleza”. Antes de llegar a hablar sobre los derechos de la naturaleza, se explayó sobre conceptos que trabajó junto con la socióloga argentina Maristella Svampa en el libro Maldesarrollo, publicado en 2014. Explicó que el concepto de desarrollo –en el sentido específico que hoy se entiende– comenzó a emplearse en 1949, cuando el presidente norteamericano Harry Truman definió a la mayoría de los países del mundo como subdesarrollados y colocó al desarrollo “como meta a alcanzar para ese resto enorme del mundo”. Hacia eso se reorientaron las economías, los préstamos de bancos internacionales y la ambición por un estilo de vida a la que si todos accediéramos no alcanzaría el planeta, señaló.
“La economía del desarrollo no es otra cosa que una construcción intelectual destinada a justificar y promover la expansión de un modelo y unos valores –los occidentales– como necesarios para superar el supuesto atraso de sociedades caracterizadas por otras referencias culturales, otra forma de organización social y otra forma de relación con la naturaleza”, explicó. Añadió que “todos corremos atrás del desarrollo” y que en su nombre se acepta, incluso, “la devastación ambiental y social”. “Más que un desarrollo, el mundo vive un maldesarrollo, que incluye a países considerados desarrollados y a los considerados subdesarrollados”, planteó.
Ejemplos no le faltaron: habló de los 23 millones de hectáreas de soja transgénica que se han plantado en Argentina, de los proyectos de megaminería en la Cordillera de los Andes, de la tala de ocho millones de hectáreas de monte nativo en los últimos 25 años, de la extracción de hidrocarburos no convencionales mediante la técnica de fracking en la Patagonia y “de un extractivismo que tiene que ver con la especulación inmobiliaria, al que le damos el nombre de extractivismo urbano”, que se da en la ciudad de Buenos Aires, en el gran Buenos Aires, y hasta en la Patagonia.
Viale relacionó esa situación con la desaparición de Santiago Maldonado –el joven argentino que se busca desde el 1º de agosto, cuando participaba en una movilización mapuche en Chubut– porque los mapuches, en Chubut y en toda la Patagonia, están reclamando los territorios que les fueron expropiados hace más de un siglo. “Santiago Maldonado es un desaparecido por la tierra”, disparó. Luego, el abogado consideró que hay una “profundización de la campaña antiindígena”, que busca generar un “consenso monocultural, de que otras culturas son atrasadas, primitivas, y de que hay que llevar a esos lugares el desarrollo”. Apuntó que en esa campaña racista juegan un papel preponderante los medios de comunicación, el gobierno nacional argentino y muchos gobiernos provinciales.
Viale transmitió el concepto de “áreas de sacrificio”, en las que empresas y gobiernos se expanden y buscan vaciar territorios para instalar sus proyectos extractivos.
El abogado también dijo que el yacimiento de hidrocarburos no convencional de la formación Vaca Muerta –donde residen mapuches– es considerado la posibilidad de que Argentina se convierta en “la nueva Arabia Saudita”, y que tanto los gobiernos conservadores como progresistas lo consideran “una bendición”, porque promete desarrollo.
“En nombre de la economía del progreso, las comunidades asentadas son invisibilizadas. Se desvaloriza cualquier otro tipo de economía, de cultura y de relacionamiento, entre nosotros o con la naturaleza”, sostuvo.
Volver al futuro
El abogado planteó que fue en la Modernidad que el hombre se desconectó de la naturaleza y comenzó a concebirla como un objeto de conocimiento y dominación. “Los seres humanos se colocaron al margen de la naturaleza y, desde esa posición, asumimos el papel de conquistadores y dominadores de ella”, dijo. Añadió que “los derechos de la propiedad privada” completaron el proceso. “El derecho moderno consagró a la naturaleza, a sus elementos, como una cosa susceptible de ser objeto de propiedad, entendido este como absoluto e ilimitado”, transmitió.
Viale explicó que el derecho moderno regula y propone resarcir el daño. El derecho ambiental, en cambio, busca evitarlo. “El movimiento internacional de derechos ambientales empezó a direccionar al derecho hacia un modelo en el que la prohibición del daño ambiental empiece a tener algún protagonismo a la hora de actuar antes, en virtud de que no hay valor económico que pueda indemnizar un río, un glaciar; no todo tiene precio”, comparó. Explicó que los postulados del derecho ambiental “chocan de frente con la lógica del derecho tradicional”, porque el principio preventivo (que busca impedir una actividad que sabe que provoca un daño) y el principio precautorio (que busca evitar una acción por desconocer las consecuencias que puede provocar) transforman la lógica del ordenamiento jurídico. Principalmente el principio precautorio, ya que “invierte la carga de la prueba”: se tiene que demostrar que la acción no provocará daño, detalló. Trastoca el derecho de propiedad, porque nadie puede hacer lo que quiera en su propiedad, como, por ejemplo, talar un monte nativo.
Viale dijo que Argentina tiene una “legislación de avanzada”, pero no logra aplicarla. Sostuvo que los jueces evitan las demandas candentes y que se pierde hasta un año en definir qué juzgado tiene competencia. En cuanto al trabajo de los abogados, dijo que las demandas son muy largas porque deben explicarse todos los conceptos y que es imprescindible el trabajo interdisciplinario. Argentina todavía no ha definido los delitos ecológicos –Uruguay tampoco– y las demandas se abordan por daño ambiental, lesiones a la salud o incumplimiento de la legislación.
“Estamos promoviendo un giro de la visión antropocéntrica a una para la cual la naturaleza sea el foco de atención y sujeto de derecho”, sostuvo. En contrapartida, denunció que las empresas tienen derechos “casi humanos” y nadie se asombra de eso. Promovió la desmercantilización de la naturaleza y una relación armónica con ella. Aclaró que eso no implica que la naturaleza sea intocada ni dejar de cultivar, pescar o criar ganado, sino “mantener los sistemas de vida”, los ecosistemas y las colectividades.
En el plano del derecho, ya no alcanzaría con pagar por el daño ambiental, sino que sería necesario pedir la recomposición del ambiente que se dañó. El eje debería ser otro e incluir una “desaceleración del patrón del consumo actual”, explicó. Las recompensas que se prometen son varias. Viale ejemplificó con el “índice de felicidad” que viene implementando Bután, que resolvió medir el progreso con ese parámetro, muy ligado a la naturaleza, en lugar de utilizar el Producto Interno Bruto.

Ley de Glaciares

Citan a declarar a siete ex funcionarios kirchneristas por incumplimiento de la ley de glaciares

El juez Casanello consideró que si hacían cumplir la legislación se habrían evitado los derrames de cianuro de la Barrick Gold; también un informe sobre la gestión actual
MARTES 08 DE AGOSTO DE 2017 • 18:13
PARA LA NACION

El juez federal Sebastián Casanello citó ayer a indagatoria a siete ex funcionarios kirchneristas por incumplimiento de la ley de glaciares (26.639), en vinculación directa con los derrames de cianuro de la empresa Barrick Gold en sus proyectos mineros Veladero y Lama. Es la primera vez que funcionarios de alto rango son llamados a la Justicia por cuestiones ambientales.


Puntualmente, deberán presentarse ante el juez los ex titulares de la secretaría de Ambiente (actualmente, ministerio) Juan José Mussi, Omar Judis y Sergio Lorusso; los ex presidentes de la Administración de Parques Nacionales Patricia Gandini, Carlos Corvalán y Eugenio Indalecio Breard; y Ricardo Villalba, ex director del Ianigla (el instituto encargado de inventariar los glaciares).
Además, Casanello encargó al Departamento de Control de Gestión Ambiental, una auditoría de "todo lo obrado por parte de las autoridades nacionales a partir de enero de 2016". Esto último podría derivar en llamado a indagatoria de autoridades actuales.


"Para nosotros es trascendental. Este fallo, después de tanto tiempo, es un desprendimiento de la causa por los derrames que estamos llevando adelante hace varios años", dijo a LA NACION, visiblemente conforme, Enrique Viale, abogado especialista en el tema y representante legal de la "Asamblea Jáchal no se toca".
En 2015, luego del primer derrame de cianuro que la minera canadiense Barrick Gold produjo en su proyecto Veladero, en San Juan, Viale junto a su colega Diego Seguí impulsaron una denuncia contra los funcionarios ambientales de ese momento. Su argumento fue que ellos debían bogar por el cumplimiento de la ley de glaciares y que, de haberlo hecho, no se habría producido ese desastre químico.


Otro punto a tener en cuenta es que el Ianigla debía inventariar para el 2011 (la ley de glaciares fue sancionada en 2010) la totalidad de los glaciares en zonas prioritarias y no cumplió con esa tarea. La información sobre la cuenca del río Jáchal -que Barrick Gold afecta con su actividad- fue recién publicada cinco años después. "Después de esto, Barrick tiene que hacer sus valijas e irse tanto de Veladero como de Pascua Lama", aseguró Viale.
Pero el alcance de la decisión del juez no sólo se quedará en los ex funcionarios. Según deslizaron fuentes judiciales, podría ser llamado también a declarar el actual ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Sergio Bergman, el ex secretario de Minería, Jorge Mayoral y el actual secretario minero, Daniel Meilán. Barrick protagonizó dos importantes derrames durante su gestión.

http://www.lanacion.com.ar/2051181-citan-a-declarar-a-ex-funcionarios-kirchneristas-por-incumplimiento-de-la-ley-de-glaciares

Agroquímicos: Estudio de Sangre


Porteños contaminados: un candidato descubrió que tiene glifosato en sangre

Enrique Viale, candidato a diputado nacional por la Ciudad de Buenos Aires en estas PASO, se hizo los estudios correspondientes y recibió la mala noticia.
Los estragos que hacen los agroquímicos en las personas que viven cerca de plantaciones agrícolas son conocidos, pese al silencio de los medios y el poderoso lobby de los laboratorios.
Sin embargo, en este caso, un candidato a diputado porteño demostró que el peligro excede a esas poblaciones ya que, a través de un análisis de sangre,descubrió que también él, viviendo en la ciudad, está contaminado.
Se trata de Enrique Viale, postulante por Proyecto Sur, quien aspira a una banca en el Congreso de la Nación. "Lamentablemente los resultados han arrojado presencia de glifosato, metabolito AMPA y otro tipo de venenos en mi organismo.No hay forma de quitarlos", expresó una vez recibida la mala noticia.
Y agregó: "Yo no vivo en el campo, vivo en la ciudad. Así que solo tiene como explicación la ingesta de alimentos". También reveló que un estudio reciente del Conicet indica que al menos el 60% de las frutas y verduras que se comercializan en la Ciudad contienen agrotóxicos.
También desde su cuenta de Twitter instó a los candidatos de las otras listas como Elisa Carrió, Daniel Filmus y Martín Lousteau a que se sometan a los mismos exámenes médicos para determinar si también están intoxicados.